Fumigación de Hoteles
septiembre 20, 2018

Fumigación de Jardines

Una de las tareas más importantes que debemos cumplir cuando se trata del mantenimiento de un jardín es realizarle una fumigación general periódicamente, por lo general, una vez al año. Las plagas se alimentan de las plantas causandoles daños que muchas veces resultan ser irreparables. En muchas ocasiones la gente acude a recetas caseras para realizar el mantenimiento y fumigación de su jardín, pero desafortunadamente, estos inventos caseros se han convertido en grandes metidas de pata.

Plantar plantas o hierbas aromáticas resulta muy útil para el mantenimiento y fumigación de los jardines ya que alejan a todo tipo de moscas, pulgones y arañas. Algunos ejemplos de ellas son la ruda, el romero, la lavanda o la salvia, y aunque las puede adquirir en cualquier vivero, siempre es más aconsejable que las plante usted mismo ya que tienen una mayor efectividad. También se puede plantar menta, tomillo o estragón que tienen el mismo efecto que las mencionadas anteriormente. Definitivamente es la forma más natural, estética y menos laboriosa de realizar una fumigación en su jardín, además, este tipo de plantas y hierbas le dan un toque muy decorativo y estético al parque sin mencionar la frescura que nos brindan estos aromas.

El mantenimiento y la fumigación de jardines van de la mano, ya que, como bien dijimos antes, la fumigación es parte esencial del mantenimiento de un jardín. Regar, trasplantar, decorar y podar plantas son las actividades básicas para que un jardín se mantenga en un estado limpio y decorativo, y es importante conocer como se debe cuidar cada planta que se encuentre allí ya que no todas requieren de los mismos cuidados y dedicación.